Coronavirus: el valor estratégico de los consejeros en época de crisis

 

El impacto actual de la pandemia Covid-19 sobre la actividad económica en España se estima a casi el 30% según la OCDE, una de las economías más afectadas de Europa. El organismo calcula que por cada mes de confinamiento se perderán 2 puntos de PIB (fuente El País Economía(1)).

Sin embargo, sectores más impactados como el turismo, transporte de viajeros o la construcción se podrían ver afectados con una caída de hasta el 90%. Por simplificación y considerando una contribución mensual lineal de las ventas, las empresas de estos sectores más expuestas al riesgo están amenazadas con pérdidas de hasta el 7,5% de la facturación anual por cada mes de disrupción de actividad.

 

Escenario peor posible

 

La prolongación necesaria de las restricciones administrativas de circulación para mitigar la crisis sanitaria como prioridad absoluta (fuente Ministerio de Sanidad (2)) – España contabiliza más del 22% de los casos confirmados en Europa – obliga a contemplar un escenario peor realista donde se tendría que computar esta caída de ventas netas con la probabilidad sectorial de quiebra de las empresas B2B, debido principalmente a la falta de efectivo pese a la línea de avales por 100.000 millones € del ICO. Se estiman que el coronavirus pone en riesgo la supervivencia de 2,8 millones de pymes (<250 empleados) y +10 millones de empleos (fuente RTVE(3))

Y más allá, para estimar las pérdidas económicas de las empresas más impactadas, siguiendo el mismo razonamiento simple y asumiendo unos costes estructurales del orden del 40%, la regeneración del Ebitda necesitaría un mínimo de un trimestre de actividad plena por cada mes de interrupción del negocio.

Todos los actores claves de una organización privada tienen un rol por asumir en época de incertidumbre para minimizar los efectos económicos y sociales de esta crisis y preparar las condiciones del rebote.

En particular, ¿Qué papel desempeñan los consejeros?

En situación de cambio rápido se requiere mucha agilidad. Si el Consejo de administración es el órgano gobernante más alto de una sociedad, cuyo rol es de supervisar al CEO o DG quien lidera las operaciones diarias, definir las modalidades de gobernanza, la misión, visión y valores de la organización, evaluar la estrategia, y el liderazgo operativo del negocio, asignar los auditores, monitorizar los criterios financieros claves y aprobar las cuentas anuales, considerar la distribución de dividendos, recomendar o rechazar la adquisición de otras compañías, y contemplar un plan de sucesión, es porque representa y protege los intereses de los socios con un deber fiduciario. Tal responsabilidad abarca todos los activos de la empresa desde el PP&E, clientes, proveedores hasta el capital humano (empleados).

Pero en época de guerra económica para literalmente sobrevivir este segundo trimestre 2020, es clave el tiempo previo dedicado a poner la estrategia del CEO en perspectiva para los directores ejecutivos de la empresa. Las organizaciones que lo han conseguido suelen haber fomentado un proceso de selección y renovación de consejeros con aptitudes diversas según la evolución de la compañía para seguir creando valor. Desde luego la constitución de este grupo diverso de consejeros, que saben disputar la visión e hipótesis del CEO, fomentar el desarrollo de las ventas o facilitar la contratación de directivos estrellas es determinante en época de gestión de crisis.

Si hay organizaciones que aún no cuentan con la diversidad suficiente en su Consejo ¡La buena noticia es que aún no es tarde! Introducir a un nuevo consejero que sea independiente no es una toma de riesgo para cuestionar el liderazgo del CEO o cambiar sus planes. Es más, un acto de confianza en sí mismo para abrazar opiniones diferentes y proteger más los intereses de todos los actores. En las pymes exitosas, sirve como mentor del equipo fundador o familiar o para evitar un mono-pensamiento tipo “grupo Capital riesgo”. Sin duda esta crisis sanitaria-económica del coronavirus Covid-19 inducirá cambios de mentalidades y hábitos de los consumidores. Se acelerará todavía más la digitalización de la sociedad en un mundo cada vez más globalizado.

 

¿Tu Consejo está listo para esta nueva década?

 

Si quieres enriquecer tu Consejo de Administración, te recomendaría 6 criterios para una selección optima de un consejero independiente.

  1. Innovador, retador y estratega

No importa cuán exitosos fuesen tus productos / servicios antes de la crisis, tendrás que canibalizarlos en algún momento o tu competencia lo hará por ti. Un creativo y solucionador de problemas presenta soluciones nuevas y alternativas que ayudan a impulsar a las empresas a dar un salto adelante.

Cada Consejo necesita a alguien para jugar el papel del abogado del diablo. Si no se cuestionan las hipótesis, la competencia los explotará. Necesitas a alguien diplomático que comprende las dinámicas de tu sector, las prioridades del negocio y presente las debilidades potenciales.

Los directores ejecutivos no ven todas las posibilidades porque están en medio de la batalla. Están lidiando con el presente. Necesitas a alguien que tenga una visión más amplia y objetiva  y vea todas las oportunidades.

  1. Diversidad y experiencia internacional

Esto significa personas de diferentes edades, nacionalidades, etnias, habilidades, experiencias y formaciones educativas. La experiencia internacional es importante a medida que la empresa necesita abrir nuevos mercados y se enfrenta a nuevos riesgos.

  1. Experiencia Startup

Recomiendo elegir a un consejero que haya tenido experiencia trabajando o actuando como consejero-asesor en una startup en algún momento de su carrera. Ciertamente, ayudará en época de gestión de crisis para tratar con los VCs, basado en previa experiencia en una empresa con menos de 6 meses en efectivo en la cuenta bancaria, o que haya manejado un negocio con recursos limitados.

  1. Tutoría comprometida

Creo que deberías considerar contratar a un independiente que sea local para ti. Mucha gente está tentada en incorporar un “gran nombre” y piensa que tener a alguien conocido es más importante que alguien que realmente pase tiempo contigo para involucrarse en los detalles. Valoro la participación sobre la marca.

Compromiso significa más tiempo, más tutoría práctica. También significa un café temprano por la mañana cuando tienes un problema espinoso o una pizza tarde por la noche si gestionas una crisis.

Aparte de las excelentes VCs, es valioso tener a alguien que, conozca todos los detalles confidenciales de tu empresa, conozca las perspectivas de tus inversores, conozca a su equipo extendido, desarrolle talento para maximizar el potencial de la empresa, conozca tu industria y lo que es importante te conozca. Ser capaz de abrirse a un miembro de la junta que no sea inversor para un asesoramiento objetivo y recibir aportes para decisiones difíciles puede marcar la diferencia.

Busca a un consejero independiente que tenga la flexibilidad para comprometerse y que responda con agilidad. Al final, el valor que obtienes de tu consejero-asesor independiente estará relacionado con la flexibilidad que tiene para ayudarte para afrontar problemas urgentes.

  1. Experiencia relevante en ventas, transformación digital e I+D

Tener a alguien que ha creado una fuerza de ventas, contratado ejecutivos de ventas, ha estado en primera línea vendiendo o entendiendo cómo construir una reputación de marca puede acelerar tu crecimiento. Alguien que pueda además proporcionar contactos de nuevos clientes.

Conocer la industria y el proceso de innovación de productos son importantes para comprender la competencia, obtener una perspectiva externa sobre lo que diferencia tu negocio y poner en valor tus activos.

  1. Experiencia en finanzas y recaudación de capital

Tener a un experto en finanzas para analizar cómo aprovechar los activos y la deuda para escalar el negocio o negociar con los acreedores ayuda a la compañía a administrar mejor su cash flow. Sin duda se valora el saber-hacer en gestión de cambio, reestructuraciones, fusiones, adquisiciones y desinversiones.

Recaudar capital de entidades de capital-riesgo, inversores corporativos y bancos requiere conocimientos sobre cómo estructurar acuerdos junto con conexiones profesionales.

 

¿Cómo encuentras a un buen consejero independiente?

 

Puedo sugerir dos formas:

  1. Proveedores de servicios profesionales

Tu abogado, auditor y proveedor de servicios de Interim Management conocen tu negocio e interactúan con una variedad de ejecutivos y pueden hacer recomendaciones.

  1. Clientes

Los clientes que compran tu producto pueden estar interesados. A menudo desempeñan el papel de “voz del cliente” y aportan relaciones importantes.

**

El gobierno corporativo moderno exige más de los directores. Cuando atraviesas un desastre como la crisis sanitaria-económica Covid-19, el escrutinio aumenta. Más que nunca los consejeros deben crear una diferencia positiva y dejar una huella cualitativa y sostenible en el ecosistema de la organización.

 

¿Qué otros criterios consideras claves para un Consejero idóneo?

 

(1)https://elpais.com/economia/2020-03-27/la-ocde-calcula-que-por-cada-mes-de-confinamiento-se-perderan-dos-puntos-de-pib.html

(2) https://www.mscbs.gob.es/profesionales/saludPublica/ccayes/alertasActual/nCov-China/situacionActual.htm

(3)https://www.rtve.es/noticias/20200316/coronavirus-pone-riesgo-superviviencia-28-millones-empresas-mas-10-millones-empleos/2010145.shtml